Las diferentes especies de almeja gallega son moluscos bivalvos que proliferan en las zonas intermareales. Para distinguir las especies, sobre todo si compras marisco online, es recomendable que sepas diferenciar a simple vista las características de las diferentes especies:

Características y valor gastronómico de la almeja gallega

Almeja fina (Ruditapes Decussatus). Talla comercial: 40 mm, y la variedad procedente del Mediterráneo, 25 mm. La reina de las almejas por sus múltiples cualidades: además de su valor gastronómico, por su capacidad de sobrevivir durante más tiempo una vez sacada del mar. El color de las valvas depende de la arena donde se desarrolla, y varía desde el blanco y marrón, hasta el marrón oscuro.

Las valvas de la almeja fina presentan líneas concéntricas que forman una trama con otras nervaduras transversales. Se puede consumir con cualquier receta, o bien al natural, como las ostras, con un chorro de limón.

Almeja reloj gallega (Dosinia Exoleta). Talla comercial: 40 mm. Llamada así por su forma circular casi perfecta, desde el punto de vista zoológico no es una almeja, pero por su semejanza se le denomina como tal. Su concha muestra estrías muy marcadas de forma concéntrica. Su principal uso es en la industria conservera.

Almeja roja o rubia. (Venerupis Rhomboides), (Tapes Rhomboideus). Talla comercial: 40 mm. Se distingue del resto de las especies por sus tonos que van desde el morado al rojizo. Su concha, de aspecto pulido, es la más lisa y brillante de las especies gallegas, y la recorre un dibujo zigzagueante e irregular. Sirve para las recetas más elaboradas.

Berberecho gallego (Cerastoderma Edule). Talla comercial: 28 mm. Pequeño y resistente bivalvo que soporta condiciones ambientales extremas. Su concha muestra entre 22 y 28 nervaduras muy prominentes. De concha abombada en forma de corazón de color marrón, blanco, o ambos tonos. También tiene manchas pardas y grises.

Vamos a darte una de las muchísimas recetas que se pueden hacer con estas almejas. En esta ocasión hemos elegido esta. Si quieres otra receta no tienes más que pedírnoslo.

Receta de crema de patata y espárragos con almejas

Un primer plato de almejas con una crema de verduras te permite sorprender a los comensales con una receta gourmet de sencilla elaboración.

Ingredientes:

  • 1 kg almejas.
  • 500 gr de patatas.
  • 500 gr de espárragos.
  • 1 Cebolleta.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 2 dientes de ajo.
  • Agua, sal y pimienta negra

Preparación:

Las almejas se alimentan mediante el filérado de la arena, así que deben limpiarse a conciencia. Déjalas durante una media hora en una solución de agua con una cucharada de sal para que expulsen las impurezas.

Lo primero, pela las patatas y hiérvelas 15 minutos en agua con sal, así las tendrás listas cuando termines el resto de preparativos.

Mientras cuecen, limpia los espárragos, trocéalos y añádelos a las patatas para que cuezan 10 minutos más. Después, tritura con una batidora de brazo y salpimenta como más te guste.

En una sartén, dora la cebolleta picada con los dientes de ajo. Después añade las almejas y fríe hasta que se abran. Una vez abiertas, añade la crema y deja cocer unos minutos. Puedes mejorar la presentación de la crema con unos picatostes.