Cuando acaba la temporada del centollo, el rey de los mariscos, que no estará disponible hasta el otoño, ocupa su lugar una reina: la nécora gallega. El período capturas autorizado de nécora, para lo que resta de año, arranca el 1 de julio y se prolonga hasta el 31 de diciembre de 2020.

Donde habitan las nécoras, también hay pulpos, su principal depredador. Los amantes del marisco pueden disfrutar de la apertura de la temporada de pesca del pulpo y, por si fuera poco, también comienza la del bogavante, en veda desde marzo.

Durante la campaña pasada, las capturas de nécora ascendieron a 111 toneladas, y la de pulpo 1.232. La campaña de las dos especies, auténtico imán para el turismo gastronómico en Galicia, ofrecen un motor de recuperación a los hosteleros en un año marcado por el freno a la economía del Covid-19.

Importancia de la veda de la nécora

La veda de la nécora gallega (Necora puber), obedece a su ciclo biológico. El desove de la nécora se produce a principios de año y dura hasta primavera. Como cada nécora pone alrededor 200.000 huevos en cada puesta, el periodo de veda permite la recuperación de la especie y la protege de la sobrepesca.

Los períodos de captura son producto del consenso entre el sector pesquero gallego y la Consellería do Mar de la Xunta. Se dividen en varias fases, donde se estipulan los buques autorizados, el peso de las capturas diarias de cada especie y el número de nasas. Ambos parámetros se regulan según el tamaño de la embarcación más un peso (o nasa) determinado de captura que corresponde a cada tripulante.

Del control de la actividad se encarga el programa de seguimiento y control de la Subdirección Xeral de Gardacostas junto a los guardapescas que aportan las cofradías. Recuerda que, si te venden nécora gallega genuina durante la veda, es producto del furtivismo, es un delito que además perjudica el equilibrio ecológico de la especie (además, no tendrá la misma calidad que cuando se adquiere en su época de plenitud biológica).

Aprende a distinguir la nécora gallega

La nécora está disponible todo el año en la pescadería por la presencia de ejemplares de menor calidad importados de Francia y Reino Unido, principalmente.

La diferencia de sabor entre la nécora gallega, el mejor marisco del mundo, y la importada resultan tan notorias que conviene conocerlas para evitar la adquisición de la especie de inferior calidad. Por fortuna, las diferencias morfológicas entre ambas especies resultan más evidentes que en otras clases de mariscos.

En primer lugar, usa el sentido común: cuando la especie gallega está en veda, en primavera, no se comercializa en la pescadería y sólo están disponibles los ejemplares importados.

El caparazón de la nécora gallega cuenta con vellosidades que la confieren un tacto suave, y de las que carecen las otras especies. También puedes comprobar la zona inferior del caparazón: la nécora gallega cruda es más oscura y parda que la importada.

La última medida consiste en elegir una pescadería de confianza, como la marisquería online de O Grove, donde puedes adquirir auténtica nécora gallega y comprobar la trazabilidad del producto.