Desde la costa gallega y el recién salida del mar atlántico traemos hoy una receta de cigalas al horno, con una preparación en un abrir y cerrar de ojos, perfecta para cualquier ocasión especial y que dará ese toque a mar en tu mesa.

La cigala es un crustáceo de apariencia similar a la langosta pero de menor tamaño, de color blanco o rosado, con subtonos rojos y marrones. Después de las langostas, son los crustáceos más populares, por su sabor suave, delicado y su versatilidad.

Cigala gallega

Las cigalas se protegen, como el resto de moluscos y crustáceos, con un exoesqueleto articulado, con el cual serán cocinadas en esta receta. Antes de comenzar a cocinar, debemos asegurarnos de lavar y cepillar el producto para eliminar cualquier resto marítimo que pueda tener, por ejemplo algas o arenas incrustadas en la cáscara. De la misma forma retiramos cualquier plástico o goma que traigan, muchas veces para sujetar las pinzas.

 

En caso de haber congelado previamente las cigalas, ponlas a remojo 15 minutos en un recipiente de agua, que las cubra en su totalidad, con una cucharada sopera de sal.

 

¿Estás preparado para dejar impresionados a tus comensales? ¡Comencemos!

Ingredientes (para 2 personas)

  • 10 cigalas medianas.
  • 4 dientes de ajo
  • Perejil en rama picado. (al gusto)
  • Aceite de oliva.
  • Una pizca de sal.
  • Sal gorda.

Pasos a seguir.

  1. En primer lugar, precalentamos el horno a 180° C.
  2. Colocamos en una tabla las cigalas con las patas (pereiópodos, nombre técnico) hacia arriba y realizamos un pequeño corte desde la cola hasta la cabeza. 
  3. En un tarro aparte, mezclamos perejil fresco, aceite de oliva (3 cucharadas aprox.), ajo picado y una pizca de sal. Removemos bien la mezcla hasta obtener un aliño homogéneo.aceite de oliva
  4. A continuación, cubrimos una bandeja con papel de horno, y el ella colocamos cada una de las cigalas, que adobamos cuidadosamente con la mezcla elaborada en el paso anterior.
  5. Finalmente, metemos la bandeja en el horno y lo dejamos cocer a 180° durante 8 a 10 minutos.Horno eléctrico
  6. Tras 8-10 minutos, cuando la cáscara tenga aspecto dorado, retiramos la bandeja del horno, especiamos las cigalas con pedazos de perejil y sal gorda al gusto y servimos. También podéis optar por un toque cítrico, dulce usando naranja o fresco usando limón, para darles un toque especial.
  7. ¡A disfrutar!

Si esta publicación ha resultado de utilidad, recomendamos que eches un vistazo a la amplia variedad de recetas de marisco que proponemos en nuestro blog

Te animamos a que experimentes y te pongas creativo. Si realizas la receta, no olvides de etiquetarnos en tus publicaciones y añadir el hastag #MariscosOGrove !