Tradicionalmente, los mejores meses para disfrutar del marisco eran los que incluían la letra “R”. Por tanto, en los meses finales de primavera y estivales no debería ser tan habitual consumir marisco. Pero no te preocupes, que el tópico no se corresponde del todo con la realidad.

¿Cuándo puedo conseguir mariscadas gallegas a domicilio?

Hace medio siglo, la tecnología en refrigeración resultaba de insuficiente calidad como para garantizar la óptima conservación del producto. Como el pescado es un género muy perecedero, no era aconsejable su consumo durante los meses cálidos.

Hoy día, se ha desarrollado unos aparatos que proveen de la potencia frigorífica adecuada para que los productos del mar se conserven a la perfección durante todo el año. De la lonja o la cetárea a tu mesa, jamás se rompe la cadena de frío durante el transporte.

Ventajas del marisco congelado

La principal cualidad es que se elimina el factor estacional. Está siempre disponible y conserva el sabor, la textura y las cualidades nutricionales. Siempre puedes encargar mariscadas gallegas a domicilio.

El marisco congelado llega a tu cocina tras haber sido limpiado y empaquetado adecuadamente. Nada más recibirlo, puedes cocinarlo directamente o almacenarlo en tu congelador. Como el ingrediente de calidad necesita poca preparación, puedes disfrutar de tu mariscada en poco tiempo. Recuerda seguir escrupulosamente las pautas de descongelación del marisco, que puedes consultar en el blog.

La congelación aporta la ventaja adicional de la disminución del riesgo laboral para los pescadores. El mar, por su naturaleza salvaje e imprevisible, es uno de los entornos de trabajo más peligrosos existentes; a pesar de los avances tecnológicos, la pesca sigue siendo una profesión arriesgada. Los plazos de entrega se alargan gracias al congelado, y mejoran las condiciones de trabajo.

¿Se pueden encargar mariscadas gallegas a domicilio durante las vedas?

Los meses cálidos coinciden con la veda de ciertas especies de mariscos, en pleno ciclo reproductivo. Aparte de la necesidad de conservar la población y prevenir la sobrepesca, durante esta época las hembras desovan y los animales pierden peso y cualidades organolépticas.

Por fortuna para los amantes del marisco, los ciclos reproductivos y las correspondientes vedas también varían según la especie, la modalidad de extracción y la zona de pesca, y siempre puedes consumir algún tipo de marisco fresco en cualquier estación.

Verano ya no es la época de consumir pescado de temporada y en localidades costeras. Si te apetece disfrutar de una mariscada gallega auténtica, la puedes encargar en cualquier momento y, según disponibilidad y horario, puedes recibirla en tu mesa en menos de 48 horas.

Elige las diferentes configuraciones, según las especies o la cantidad de comensales, y con un click de ratón, los profesionales de mariscos O Grove seleccionarán para ti los mejores ejemplares disponibles.