La cocina gallega es famosa por sus delicias del mar, y los percebes son uno de sus más grandes tesoros. Este manjar ofrece una carne firme pero jugosa dentro de su pedúnculo y con un sabor a mar inconfundible.

Para degustar, se separa la uña y se extrae cuidadosamente la carne del pie, la cual puedes usar en innumerables preparaciones. Nutricionalmente, su carne es baja en colesterol y grasa, pero rica en proteínas de alto valor biológico, vitaminas B12, B9, B6, B3, B2, B1, E, y minerales como potasio, fósforo, calcio y selenio.

Además, cocinarlo es sumamente fácil, se debe hervir en agua de mar o una salmuera específica y la cocción debe ser breve, como tope un minuto en el calor, para evitar una textura gomosa.

Una vez cocido lo ideal es que se tape para conservar el calor y se puede consumir caliente o frío. Hoy tenemos dos exquisitas recetas con las que podrás seducir a tus invitados por su sabor único y delicioso. ¿Te atreves a probarlas?

Ensalada de percebes

Te invitamos a descubrir esta versión de ensalada de percebes que sorprenderá gratamente a tu paladar.

Ingredientes:

  • ¼ kilo de percebes
  • 4 patatas medianas
  • 1 hoja de laurel
  • 20 ml de aceite de oliva
  • Pimentón, sal y pimienta negra molida

Preparación:

  1. En una olla con abundante agua, sal y las hojas de laurel cocina las patatas con su piel y los percebes hasta que estén tiernos.
  2. Retira del agua, deja que enfríen, corta las patatas en rodajas y colócalas directamente en el plato. Añade los percebes por encima, espolvorea con pimentón, sal y aceite de oliva, ¡y a disfrutar!

 

Quiche de gambas y paté de percebes

Comenzamos con nuestra deliciosa receta de quiche de gambas y paté de percebes, ¡te encantará!

Ingredientes:

  • 3 huevos
  • 1 bote de paté de percebes
  • 200 g de nata líquida
  • 360 g de gambas peladas
  • 1 masa quebrada
  • 1/2 paquete de mezcla de queso rallado
  • 1/2 paquete de queso mozzarella rallado
  • Sal, aceite de oliva y pimienta blanca molida

Preparación:

  1. En un bowl mezcla los huevos, el paté de percebes, la nata, la sal, la pimienta y parte de los quesos rallados, y reserva.
  2. Luego en una sartén con fuego medio saltea las gambas en aceite de oliva y añádelas a la mezcla.
  3. Coloca la masa quebrada en un molde y hornea por unos 10 minutos aproximadamente a 220 °C, para que tome forma.
  4. Rellena esta masa con la mezcla de las gambas y el paté de percebe y cubre con una capa de los quesos restantes.
  5. Luego hornea hasta que la masa esté dorada, la mezcla cuajada y el queso gratinado.
  6. Deja reposar unos minutos para que se asiente y sírvelo en las porciones de tu preferencia.

¿Ya elegiste tu receta favorita?, ¡anímate a prepararlas y sorprende a tus invitados con estos deliciosos sabores del mar!