Acción de Gracias es una festividad donde la comida normalmente se centra en el tradicional pavo asado relleno y sus guarniciones, pero, ¿Por qué limitarnos a la rutina? Este año, sorprende a tu familia y amigos con un delicioso menú de mariscos que dejará a todos tus comensales boquiabiertos. Sigue leyendo y deja que el aroma y el sabor de los mariscos te lleven en un viaje culinario único este año.

Entrantes de mariscos para comenzar con elegancia

Nada inicia mejor una comida que unos aperitivos bien pensados. Para tu cena de acción de gracias con sabor a mar, comienza con una deliciosa sopa de langosta. El suave sabor de la langosta se mezcla con el perejil, el vino blanco y los tomates para crear una sopa de calidad de restaurante.

Otra deliciosa opción para abrir el apetito es servir unos exquisitos tacos de camarones a la diabla. Estos pequeños bocados picantes con ajo y chile seguramente harán sonreír a tus invitados, y son perfectos para compartir mientras la cena se está preparando.

Centolla Gallega, la estrella del menú

Como plato principal, te sugerimos deleitar a tus invitados con una receta que seguramente se convertirá en la protagonista de la velada: Centolla gallega a la marinera. La centolla gallega es un manjar de lujo con su carne tierna y dulce y ahora que está disponible tras la veda, es el momento perfecto para incluirla en tu menú.

Centolla gallega a la marinera

Ingredientes:

  • 1 kilo de centolla gallega
  • 250 gr. de merluza fresca
  • 250 gr. de rape
  • 2 yemas de huevo duro
  • 1 limón
  • Vino blanco seco
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 hojas de laurel
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra

Preparación

  1. En una olla agrega agua, sal, vino y el laurel. Cuando empiece a hervir integra las centollas y déjalas cocinar unos 15 minutos. Retira las centollas del caldo y déjalas reposar.
  2. Luego, en el mismo caldo, cocina la merluza y el rape con un trozo de cebolla, y apenas comience a hervir, retira la merluza y deja el rape unos 10 minutos más. Luego, cuando esté cocido, retira del fuego, escúrrelas y déjalas enfriar.
  3. Una vez que las centollas estén frías, abre su caparazón con cuidado, saca la carne y ponla en una fuente cortada en trocitos. Hacemos lo mismo con la carne de la merluza y el rape.
  4. Machaca en un mortero las huevas y la parte marrón de la centolla con las yemas de los huevos duros, el zumo del limón y un poco de aceite de oliva.
  5. Luego mezcla todas las carnes con la salsa del mortero, rellena los caparazones de la centolla y sírvelo frío con un toque extra de limón.

Acompañamientos de lujo para completar el menú

Para los acompañamientos opta por guarniciones que resalten el sabor y la textura de los mariscos. Una ensalada de pulpo combinada con pimiento, cebolla morada y un aderezo a base de aceite de oliva, es una excelente elección.

Si prefieres una guarnición más sustanciosa, unas patatas crujientes con salsa de cangrejo son una delicia que hará que todos quieran repetir. Y si deseas algo más exótico, sorprende a tus invitados con unos camarones caramelizados en salsa de mango.