Si hablamos de la rica tradición culinaria de Galicia, uno de los platos que destaca y deleita a todos los amantes de la cocina es la merluza gallega. En este artículo, te mostraremos cómo preparar este delicioso pescado de la manera más auténtica, siguiendo una receta clásica y muy sencilla de preparar. ¿Estás listo para una experiencia culinaria 100% auténtica?, ¡Aquí vamos!

¿Cómo es la carne de la merluza gallega?

La merluza gallega es un pescado apreciado en toda Europa, que se caracteriza por su carne blanca, tierna y no dispone de muchas espinas, lo que la hace ideal para los pequeños de la casa. Ofrece una gran versatilidad culinaria, siendo la base de múltiples recetas como la merluza en salsa verde o a la gallega.

A continuación te mostramos una de las formas más tradicionales de cómo prepararla, la merluza gallega tradicional:

Receta de la merluza a la gallega tradicional

Ingredientes para 3 comensales

  • 6 rodajas de merluza gallega de las Rías Baixas
  • 3 patatas
  • 1 cebolla blanca
  • 2 hojas de laurel
  • 6 dientes de ajo
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Sal gruesa
  • Aceite de oliva

Preparación

  1. En una cazuela coloca a hervir el agua, la cebolla y las hojas de laurel durante cinco minutos. Luego agrega las patatas cortadas en trozos y cocina durante unos 12 a 15 minutos o hasta que estén tiernas pero sin deshacerse.
  2. Luego limpia con mucho cuidado las rodajas de merluza y sazónalas con un puñado de sal gruesa. Deja que la sal repose en las rodajas durante una hora, lávalas para eliminar el exceso de sal y reserva.
  3. Agrega las rodajas de merluza a la cazuela y cocínalas durante cinco minutos. Corta la cocción agregando medio vaso de agua fría, retira la cazuela del fuego y deja reposar durante cinco minutos.
  4. Mientras tanto, en una sartén añade el aceite de oliva, los ajos laminados y cuando comiencen a dorarse, apaga el fuego y añade el pimentón. Revuelve suavemente y permite que el aceite y los ajos se impregnen bien con el sabor del pimentón.
  5. Por último, agrega medio cucharón del caldo utilizado para cocinar las patatas y el pescado. Espera un minuto para que los sabores se asienten y luego sirve la ajada sobre las rodajas de Merluza.

 

Completa esta experiencia de sabor con las guarniciones adecuadas

Un plato de merluza gallega no estaría completo sin los acompañamientos adecuados. Considera servir unas deliciosas almejas a la marinera como entrada y acompaña tu comida con un buen vino Albariño.

También puedes elevar la combinación de sabores con una ensalada de aguacate y jamón ibérico, disfrutar de la frescura de un mix de vegetales glaseados, una ensalada de arroz con gambas o una ensalada de cuscús y garbanzos.

Y para terminar la velada, la merluza gallega es un plato tan emblemático y delicioso que merece un final a la altura. Así que para el postre, prepara unas dulces filloas, este postre es ideal para culminar el banquete con un toque típico de Galicia.