Nécora gallega

La nécora gallega, conocida en Asturias como Andarica, es uno de los productos estrella que nuestra costa nos ofrece.

La nécora gallega tiene el caparazón más ancho que largo, de un color oscuro y opaco. Posee 10 patas, dos de las cuales (el primer par) son unas fuertes pinzas, las dos últimas son más pequeñas que el resto.

La nécora gallega de las rías baixas tiene un sabor característico, debido a los nutrientes que la ría le aporta. Lo que hace que se puedan apreciar matices que la diferencian de la nécora del atlántico. Una de estas diferencias es su carne, no solo en el sabor si no en su textura, puesto que la gallega es mucho más tersa.

La época de extracción en Galicia está prevista entre los meses de julio a diciembre, por lo que hace que su calidad y sabor sean excelentes.

Nécora gallega cocida

Un dato curioso es que la captura de la nécora en Galicia se realiza de noche empleando las nasas, donde se suele poner comida que atraiga a este crustáceo y se quede atrapada dentro. Además de ser un manjar, en Galicia, la nécora también es utilizada para la pesca del pulpo y el congrio, ya que es su alimento predilecto.

La zona de captura de la nécora del atlántico se sitúa sobretodo en las costas de Irlanda y Escocia. Esto hace que su volumen de extracción sea mayor, por lo que ayuda en gran medida a que su precio sea más económico que la nécora gallega.