Ventajas de consumir pescado y marisco de temporada

El pescado y marisco de temporada es un grupo de especies que, gracias a las vedas, se pescan respetando su ciclo biológico. Comer pescado de temporada beneficia la salud, el paladar y el equilibrio ambiental.

La temporalidad se adapta a las épocas de cría y los movimientos de las especies, que dependen de la temperatura del agua. La protección de la sobrepesca permite que los diferentes frutos del mar se comercialicen en el momento óptimo para su consumo.

El consumidor del siglo XXI es exigente. Igual que valora las frutas y verduras de temporada, también se preocupa de conocer la trazabilidad del pescado y marisco: dónde se pescó, si proviene de piscifactoría, si la especie es de temporada, e incluso las artes de pesca empleadas en su captura.

¿Por qué elegir pescado de temporada?

Calidad y ahorro: los pescados de temporada resultan económicos por su abundancia. En el caso de pescados y mariscos locales también se minimizan los costos de importación, transporte y almacenamiento.

Pescado de temporada de la ría. Cuando visitas una gran pescadería, sueles encontrar gran variedad de especies en el mostrador . Esto sucede, porque se trata importaciones de otras procedencias. Según el período, cada variedad está presente en otras zonas libres de veda.

Sin embargo, aunque se trate de la misma especie, o un pariente cercano, la cría en otras aguas determina la calidad. Por ejemplo: un percebe marroquí jamás ofrecerá la calidad de su pariente gallego, que ha crecido en la roca batida por el Atlántico.

Merece la pena preguntar en la pescadería sobre los productos pesqueros disponibles en nuestros mares y, si buscas una especie protegida por la veda, descubrir alternativas con similar valor gastronómico. En los meses fríos el marisco ya no se encuentra en su mejor momento. Sin embargo, ciertas especies mantienen sus propiedades culinarias durante todo el año.

Especies de pescado y marisco de temporada en enero

Cuando terminan las vacaciones de Navidad y los atracones, llega el momento de cuidar la alimentación. ¿Qué mejor dieta, que la de pescado de temporada , ligero y nutritivo? En enero dispones de las siguientes especies de pescado y marisco:

  • Pescados de temporada en enero: bacalao, besugo, bonito, dorada, fletán o halibut, lenguado, maragota, merluza, mero, palometa, pargo, rémol, rodaballo y sargo.
  • Cefalópodos de temporada en enero: sepia y pulpo.
  • Crustáceos de temporada en enero: bogavante azul, buey de mar, camarón, centolla, cigala, langosta rosa y percebe.
  • Mariscos de concha de temporada en enero: almeja fina, berberecho, mejillón, navaja, ostra y vieira.

Último tip para comprar producto de temporada: diversifica cuanto puedas. Prueba pescados y mariscos menos conocidos, pero de igual calidad. Por un lado, son pescados más baratos y por otro, contribuyes a que se pesquen menos las variedades más populares.