En España el consumo de pescados y mariscos es muy habitual gracias a que nos encontramos rodeados por el océano Atlántico, el mar Cantábrico y el mar Mediterráneo. Es por esto que tenemos el privilegio de disfrutar de las mejores especies marítimas durante todo el año, aunque cada especie tiene su temporada especial es por eso que a continuación te contamos el top 5 de los pescados y mariscos que sí o sí debes comprar durante este mes de abril.

El rape

El rape aunque no es el pescado más agraciado visualmente, a nivel culinario es muy apreciado. Su carne tiene un gran sabor, su piel es gelatinosa y no dispone de escamas ni espinas por lo que es ideal para usarlo como base en cualquier caldo o guiso que quieras realizar.

Además de las sopas, el rape tiene una carne muy versátil que puedes utilizar en muchas recetas, algunas de sus presentaciones más populares son: rape rebozado, a la plancha, en salsa o los arroces guisados.

Pez de San Pedro

El pez de San Pedro es un pescado de carne blanca, muy fina y tersa, increíblemente sabrosa y suave al paladar. Tiene un alto contenido de proteínas, vitaminas, sodio, fósforo, potasio, yodo y magnesio, además de ser bajo en grasa y con muy poco colesterol, por lo que es ideal para incluirlo en tu dieta diaria.

En la cocina es muy versátil, lo puedes preparar crudo, cocido, estofado, guisado, a la plancha, frito o al vapor, y una de sus mejores recetas es el fumet donde podrás aprovechar el pescado entero y además disfrutar de su sabor en todo su esplendor.

Salmonete

El salmonete es un pescado semigraso de carne firme, jugosa y mucho más suave que otros pescados azules como el atún. Es rico en vitaminas B1, B2, B3, nutrientes, proteínas, selenio, fósforo, potasio, magnesio y yodo.

Su aroma es super intenso al cocinarlo y la mejor forma de disfrutarlo es a la plancha o frito acompañado de salsas, ya que cuenta con una gran cantidad de espinas.

Almejas

Si hablamos de versatilidad las almejas se encuentran en el primer puesto de los mariscos. Solas, con limón, a la marinera, con salsas, al ajillo, en arroz, con fideos, a la sartén, al horno, a la parrilla, en sopas, ¡y pare de contar!.

Cualquiera que sea su forma de preparación el sabor de estas es espectacular, son un producto con un intenso sabor marino y de una textura suave muy agradable. Además tienen un alto valor nutricional de minerales como: el calcio, yodo, magnesio, sodio, hierro, zinc, selenio, potasio, y vitaminas como el retinol, ácido fólico, niacina y la mejor parte es que son muy bajas en calorías.

Cigala

La cigala tiene una carne suave, delicada, con un gran sabor y contiene muy pocas calorías en comparación a otros mariscos. Nuestra recomendación para prepararla es cocinarla en agua de mar o a la plancha con un poco de aceite de oliva, sal y si gustas puedes acompañarla con un poco de limón o alguna salsa de tu preferencia.

El mayor aporte nutricional que tiene, es que es una gran fuente de proteínas, ácidos grasos omega-3, zinc, magnesio, calcio, selenio, yodo, fósforo, vitamina B12 y niacina.