Pulpo frito

El pulpo gallego es un fantástico marisco que no puede faltar como entrante cuando hay una celebración en cualquier casa de un gallego. Este cefalópodo tiene la ventaja que se puede preparar de muchas maneras diferentes, a la gallega, a la feria, a la plancha… Si eres amante de este marisco gallego, esta elaboración de pulpo frito no puede faltar en tu recetario.

Ingredientes para el pulpo frito

Como preparar el pulpo frito

Para está receta de pulpo frito hemos decidido recortar tiempo en cocer el pulpo y emplear 1 sobre de patas de pulpo de Mariscos O Grove, pues contiene 2 patas de pulpo grandes que pesan alrededor de 500 gramos lo que es una porción ideal para 2-3 personas.

El primer paso que haremos será picar el perejil y el ajo lo mas fino posible. Una vez lo tengamos lo pondremos en un bote y lo mezclaremos con un buen chorro de aceite oliva virgen extra junto con un chorrito de zumo de limón y un chorrito de vino albariño para obtener una salsa que utilizaremos para pintar nuestro pulpo gallego.

Por otro lado, filetea la patas de pulpo lo mas fino posible para que a la hora de freírlas se cocinen por todo.

Una vez tenemos los dos pasos anteriores ponemos una sartén a fuego fuerte junto con un buen chorro de aceite oliva virgen. Cuando este bien caliente añadiremos el pulpo gallego y cuando empiece a ponerse dorado lo pintaremos con un pincel de cocina con la salsa que preparamos anteriormente y añadiremos unas arenas de sal sobre ella.

Ahora tan solo queda retirarlo del fuego y disfrutar de esta fantástica receta de la gastronomía gallega.