En una ocasión tan especial para homenajear a esa persona tan importante en nuestras vidas, ¿Qué mejor manera de hacerlo que preparando una deliciosa receta de marisco para el Día de la Madre? En esta ocasión, te presentamos este rico plato de fabes con almejas, una comida tradicional que combina la suavidad de las fabes con el sabor intenso de las almejas.

Fabes con almejas

Esta receta de fabes con almejas es la combinación perfecta de marisco para el Día de la Madre con la que crearás una experiencia culinaria única que seguro encantará a tu madre en su día. Aquí tienes la receta con su paso a paso:

Ingredientes:

  • 400 g de fabas, alubias o judías blancas
  • 500 g de almejas
  • 2 hojas de laurel
  • 200 g de cebolla
  • 80 g de zanahoria
  • 6 dientes de ajo
  • 80 g de puerro
  • 200 g de pimiento rojo
  • 4 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 15 g de harina de trigo
  • 3 g de pimentón dulce
  • 1 g de pimentón picante
  • 200 ml de vino blanco
  • Sal
  • 2 litros de agua

Preparación:

  1. Primero debes hidratar las fabas desde la noche anterior colocándolas en remojo en un recipiente amplio con agua. Y pasado el tiempo debes escurrirlas y colocarlas en una olla con agua, añadiendo la cantidad suficiente según el tamaño de la olla.
  2. En paralelo limpia las almejas en agua con sal durante al menos 30 minutos para eliminarles toda la arena. Desecha las almejas rotas o que no se cierren al tocarlas.
  3. Luego pica la cebolla, la zanahoria, el pimiento rojo y el puerro en trozos pequeños, y reserva.
  4. En la olla donde colocaste las fabas, añade el laurel, la cebolla, el puerro, el pimiento rojo, la zanahoria, el ajo, la sal y un poco de aceite de oliva. Colócalo a hervir y retira la espuma que se forme.
  5. Luego tienes que ir añadiendo un vaso de agua fría a las fabas y repetir el proceso para «asustarlas» dos veces más durante la cocción.
  6. Cuando las verduras estén tiernas debes triturar las verduras hasta obtener un puré y añádelo a las fabas. Continúa la cocción hasta que las fabas estén tiernas.
  7.  Ahora en una sartén aparte, prepara una salsa con aceite de oliva, un poco de ajo picado, la harina, un poco de pimentón dulce y otro tanto de pimentón picante. Añade el vino blanco y cocina hasta que reduzca.
  8. Agrega las almejas escurridas a la salsa y cocina tapado hasta que se abran.
  9. Luego incorpora las almejas con la salsa a las fabas, mezcla suavemente y ajusta la sal. Hierve por unos minutos más y cuando todo esté bien integrado retira del fuego.
  10. Sirve bien caliente en un plato hondo y decora con una ramita de perejil o cilantro.

¡Y listo!, a disfrutar de este exquisito plato de marisco para el Día de la Madre con un toque especial y lleno de sabor. ¡A disfrutar en familia!