El salpicón de pulpo gallego es una receta fresca y veraniega que puede disfrutarse, como aperitivo, o como plato del menú. El salpicón de pulpo es una de tantas recetas con este molusco, todas tentadoras y versátiles. Para disfrutarlo al máximo es importante consumirlo poco después de la compra, y prestar atención a la cocción para mantener la carne elástica y evitar que se vuelva fibrosa.

Preparación del salpicón de pulpo

La preparación del salpicón de pulpo gallego es muy sencilla, porque sólo necesitas el pulpo, verduras y aliño. En cuanto al tiempo, depende de si recurres a un pulpo fresco, o adquieres uno ya cocinado. En el caso del pulpo fresco, debes congelarlo el día anterior. Para descongelarlo de forma gradual, lo cambias al frigorífico.

Ingredientes para 4 comensales

El vinagre determina el sabor del plato, puedes elegir uno de vino blanco para potenciar el sabor ácido de la vinagreta, vinagre de Módena, etc.

  • 1 pulpo.
  • ½ pimiento verde.
  • ½ pimiento rojo.
  • 1 cebolleta.
  • 1 diente de ajo.
  • ½ cucharada de Pimentón de la Vera.
  • 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • 2 cucharadas de vinagre de vino.
  • Vinagre de vino.

Cuece el pulpo durante media hora (aproximada) en una olla con agua hirviendo y sal. Déjalo reposar unos 20 min, después lo escurres, y ya lo puedes trocear con unas tijeras de cocina. Ordena los trozos en una ensaladera para recibir el aliño.

Pica el ajo, la cebolleta y los pimientos, y los añades al pulpo. Revuelve bien con unas espátulas de madera para que se mezclen.

Para la vinagreta: pica el perejil y mézclalo con el aceite, el vinagre y el pimentón.

Aliña el pulpo, añade sal al gusto, y mete la ensaladera en la nevera para que repose el preparado. Después de media hora, tienes un sublime salpicón de pulpo gallego listo para servir.

Cómo limpiar y cocer el pulpo gallego

Primero, enjuaga el pulpo gallego con agua corriente y frótalo con las manos. Sécalo y colócalo sobre una superficie de apoyo. Con un cuchillo extrae los ojos y el pico con pequeñas incisiones. Luego toca golpear el pulpo con un mazo de carne durante al menos 10 minutos para que quede más tierna. Enjuaga de nuevo el pulpo, extrae las entrañas, frota hasta eliminar la película viscosa que cubre la carne y sécalo por última vez: ya tienes el pulpo listo para hervir.

Respecto a la cocción, no existe un tiempo específico y depende más bien de la experiencia del cocinero. Como tiempos orientativos de cocción, tienes los siguientes:

  • Cocción en agua. El tiempo de cocción lo determina el peso del pulpo, unos 10 min por cada kilo.
  • Cocción en agua y olla exprés. Igual que la anterior, pero el tiempo se reduce a unos 8-10 min por cada kilo. Es más rápido, pero, al estar cerrada la olla, no puedes comprobar cómo se cocina tu pulpo mediante el típico pinchazo.

Si quieres ahorrarte el trabajo de limpieza antes de la cocción, encarga el pulpo en O Grove, tu marisquería on line, y ello lo limpian por ti.