El verano es una época tan buena como cualquier otra para probar distintas recetas de marisco gallego. La gastronomía veraniega tiene sus leyendas urbanas, sobre todo respecto a desaconsejar comer marisco en los meses cálidos, basadas en las dificultades de conservación.

Hoy día, sin embargo, estas reticencias son parte del pasado. La congelación es muy eficaz y se realiza justo después de la pesca, garantizando que se puede disfrutar con plenitud del sabor del marisco, y con seguridad.

Cualquier especie sirve de base a multitud de veraniegas recetas de marisco gallego, entre ellas la siguiente ensalada fría, perfecta para el calor:

Ensalada de marisco gallego con pasta

Para las recetas de marisco gallego con pasta, debes elegir entre las 200 clases existentes de pasta, para esta preparación se ha seleccionado la de forma de mariposa, o farfalle. No es obligatoria, y puedes usar la que te guste más. Como bebida, el maridaje perfecto es un vino blanco gallego.

Ingredientes:

500 gramos de pasta farfalle.

1 bolsa de polvo de azafrán.

Sal y pimienta al gusto.

1 kg de mejillones gallegos.

1 kg de almejas gallegos.

6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

1 cucharada de perejil picado.

1 chalota.

1 diente de ajo.

1/2 vaso de vino blanco.

400 gramos de calamares.

10 aceitunas negras deshuesadas.

300 gramos de sepia.

3 tomates.

Preparación de la receta

Cocina la pasta en abundante agua con sal. Cuando esté al dente (según tus gustos), enfríala con rapidez pasándola bajo un chorro de agua fría. Cuélala y después la viertes en una ensaladera.

Lava las almejas, colócalas en un recipiente con agua, añade tres puñados de sal y déjalas en remojo al menos 1 hora. Lava los mejillones, quita el filamento que sale de las conchas y raspa el exterior para eliminar adherencias.

Los mejillones y las almejas se cuecen en una olla grande con dos cucharadas de aceite, una chalota bien picada y medio diente de ajo. Se cocina a fuego lento y tapado durante 5 minutos hasta que las conchas se abran. Filtra el líquido de cocción de los moluscos y mantenlo a un lado.

En una sartén aparte, añade los calamares y la sepia en rodajas con dos cucharadas de aceite y la parte restante de chalotas y ajos picados. Agrega medio vaso de vino blanco y lo dejas evaporar. Luego salpimenta e incorpora las gambas y las aceitunas, y continúa la cocción durante 15 minutos a fuego lento.

Quita las conchas a los mejillones y las almejas y los añades a la sartén con su líquido filtrado. Diluye el azafrán en una taza de agua caliente y añádelo a la sartén. Continúa la cocción a fuego fuerte otros cinco minutos para que el líquido espese.

Deja que enfríen antes de agregarlos a la pasta. Finalmente, añade los tomates cortados en cubos y mezcla. Si es necesario, añade sal y aceite. Deja reposar la ensalada de pasta en la nevera hasta que esté lista para servir. Decora con perejil picado y a disfrutar de esta deliciosa receta de marisco gallego.