El rodaballo salvaje constituye un segundo plato perfecto para el verano, simple y rápido de preparar. La sabrosa carne de este pez se presta a diferentes preparaciones: se puede cocinar entero, filetes, cocinados en una sartén, o al vapor. También es un pez que contiene pocas espinas, un detalle que se agradece para que los niños coman pescado.

Ingredientes de las recetas de rodaballo

De entre todas las recetas de rodaballo para el verano, hemos elegido la más clásica para aprovechar su delicado sabor. Consiste en servirlo con patatas y tomates y aromatizado con perejil picado. Esta receta es susceptible de múltiples variantes, según tus gustos, que también se repasarán al final. Los ingredientes de la preparación básica son los siguientes:

  • Un rodaballo de 1,5 kg ya limpio.
  • 750 gr de patatas.
  • 200 gr de tomates cherry.
  • 1 diente de ajo.
  • Perejil picado.
  • Aceite de oliva virgen extra al gusto.
  • Sal marina y pimienta negra al gusto.

Preparación de la receta de rodaballo al horno

Si compras el rodaballo sin limpiar, antes de prepararlo, hazle un corte en la parte inferior, debajo de la agalla, y lo vacías. Después le cortas las aletas.

Lava las patatas, pélalas y córtalas en rodajas finas. Hiérvelas unos minutos en agua con sal, escúrrelas y déjalas para después. Ahora corta los tomates por la mitad y colócalos en un tazón. Vierte un chorrito de aceite en la sartén y coloca las patatas. Sazónalas con sal, añade pimienta y perejil, y sitúa encima el rodaballo con el lado de la piel hacia arriba; sazónalo y échale otro poco de aceite. Añade los tomates, y el ajo fileteado.

Precalienta el horno a 180 grados y hornea el rodaballo durante 20 minutos aproximadamente. Al final de la cocción, puedes encender el grill durante unos minutos para terminar de dorar las patatas.

Variantes de las recetas de rodaballo

En lugar de perejil también puedes utilizar romero y preparar una salsa. Mezcla en un recipiente 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, ajo picado y el romero, y añade sal y pimienta. Antes de poner el rodaballo en el horno, puedes hacer algunas incisiones oblicuas en la piel para que pueda penetrar mejor la salsa.

Puedes añadir sabores al rodaballo horneado agregando un vaso de vino blanco. En este caso, coloca el pescado en el horno y, después de 10 minutos, agrega el vino y continúa cocinando por otros 10 minutos.

Puedes usar las patatas crudas: córtalas muy finas, colócalas en la bandeja de goteo forrada con papel de cocina, sin superponerlas, rocía con el aceite y agrega sal y pimienta antes de poner el rodaballo y continúa cocinando.

Cómo mantener el rodaballo al horno

Puedes mantener el rodaballo en la nevera durante dos días como máximo. Una vez sazonado, guárdalo en un recipiente hermético o cúbrelo bien con papel film transparente. Antes de consumirlo, déjalo al menos media hora fuera del refrigerador a temperatura ambiente y nunca lo recalientes en el horno, ya que puede tomar un sabor desagradable.